• Susana

BENEFICIOS DE “DARSE LA VUELTA”


TALLER DE ASANAS INVERTIDAS

Una de las características de la práctica de yoga son las posturas invertidas. Swami Sivananda, en su libro “Yoga Asanas”, dice que “Sirshasana es realmente una bendición y un néctar (…). Ésta es la es única asana en la que el cerebro recibe tal cantidad de prana y riego sanguíneo”.

Las posturas invertidas no sólo cambian nuestra visión del mundo, de manera que cuando empezamos a practicarlas nos sorprenden e incluso desconciertan, sino que le damos la vuelta a nuestro gradiente de la tensión arterial, que aumenta en la cabeza y desciende casi a cero en los pies. Decimos que son una fantástica crema antiarrugas, para resumir el impacto del aporte extra de oxígeno en nuestra cabeza. Invertimos las leyes de la gravedad, y esto se convierte en un factor importante contra el envejecimiento y la fatiga.

Mantenerse cabeza abajo sacude nuestro espíritu: ponemos todo patas arriba para adaptarnos a estar del revés, haciendo desaparecer miedos y aprendiendo a dominar la situación, creando nuevas realidades. Esto requiere una activación del sistema sanguíneo, de ahí la importancia en cómo repercute esto en el sistema cardiovascular.

La relajación que se produce al salir de la postura, enseña a nuestro sistema nervioso a calmarse y aliviar el estrés, mejorando con el tiempo la calidad del sueño.

Ver el mundo desde otra perspectiva

El cerebro es el órgano que controla todos los sistemas corporales, además de ser el asiento de la inteligencia, los conocimientos y la sabiduría. Es la capacidad cerebral lo que nos permite sentarnos a observar y comprender el mundo que nos rodea. Por eso, para que el cuerpo humano progrese, necesita un cerebro sano, capaz de invertir el orden habitual de las cosas: cuando la cabeza está más baja que el resto del cuerpo, nos animamos a salir de la zona de confort y la rutina, abriéndose otras expectativas que dejan espacio a los sentimientos y afectos.

La práctica regular de invertidas y la oxigenación que provoca en las células del cerebro, hace que se tonifiquen y los pensamientos se vuelvan más claros.

Adaptarse a todas las situaciones

Las posturas invertidas tienen una gran acción a nivel hormonal. La presión de la barbilla al esternón, actúa particularmente sobre la glándula tiroides; este último es responsable de la regulación del peso corporal, la temperatura y los niveles de energía. Estos fenómenos de regulación son garantes de la capacidad de adaptarnos a las situaciones.

Ayudan a relajarse

Cuando las posturas invertidas se interiorizan, producen un maravilloso estado de calma. El mero hecho de permanecer al revés reduce la tensión muscular en un 35%. Desde un punto de vista hormonal, una postura invertida estimula la producción de serotonina, responsable de promover el sueño reparador y la relajación. Estudios también han demostrado que las posturas invertidas durante el yoga, provocan una disminución en el cortisol, la hormona responsable del estrés secretado por las glándulas suprarrenales.

La mente, cuna de la inteligencia, y encargada de solucionar las dificultades, incertidumbres y contrariedades del día a día, encuentra en las posturas invertidas un método para descargarse de esos pesos que provocan ansiedad, tensión o insomnio.

Circulación

En la literatura del Hatha Yoga, encontramos numerosas referencias a los beneficios de las posturas invertidas, desde la mejora de los sentidos espaciales, pasando por las glándulas endocrinas o el sistema digestivo. Todo aquel que las practica, coincide en que son magníficas y se sienten bien al practicarlas.

Ir en contra de la gravedad ayuda al retorno venoso, éste se basa en el movimiento muscular y en la gravedad para dar movimiento a la sangre. Durante una posición invertida, la sangre oxigenada pasa por las venas hacia el corazón, el cerebro, los órganos y el rostro.

Flujo de la linfa

Al igual que con el retorno venoso nuestros cuerpos dependen de la gravedad y la acción muscular para mover la linfa por lo que las posiciones invertidas nos pueden ayudar a limpiar el sistema linfático, el cual actúa como un alcantarillado del cuerpo al recoger las toxinas, el exceso de proteínas y las bacterias, para llevarlas a los ganglios linfáticos donde son eliminadas.

Canalizar las energías

Debido a que permanecemos la mayor parte de nuestro tiempo, de pie o sentado y nos ejercitamos muy poco, algunas energías que conforman la parte fundamental de nuestra existencia se encuentran alteradas y bloqueadas en algunos lugares específicos de nuestro cuerpo. Por lo tanto, realizar posturas de yoga invertidas, ayuda a remover todas estas energías bloqueadas para hacerlas circular en varias direcciones y lograr reequilibrarlas en conjunto.

En la práctica de Yoga se mantiene la conciencia en determinados puntos vitales (marmas) que, primero, previenen la pérdida de energía, después ayudan a mantenerla, y luego la mantienen e incrementan. Mantener la conciencia en esos puntos da como resultado un cuerpo dinámico y una mente relajada. Los puntos vitales que trata la antigua ciencia del Ayurveda pueden verificarse hoy en los tratados modernos de anatomía como zonas donde la estructura corporal es delicada, emplazamientos de importantes nervios, arterias o articulaciones. Las distintas asanas recorren los marmas y marcan la acción específica en cada uno de ellos.

En las posturas invertidas, se reduce la congestión en el pecho y se incrementa la potencia mental gracias a que prana y udana (energía vital que recorre la parte alta del cuerpo) circulan bien. La cabeza se aquieta, se queda pasiva. Los hombros y el torax tienen que elevarse en contra de la gravedad, mejorando la eficiencia respiratoria y las cualidades que controlan: la función cortical/cerebral, la percepción, el funcionamiento del corazón, la potencia vocal, la memoria, la perspicacia, la valentía, el discernimiento y la vigilia.

La inversión de los órganos abdominales y pélvicos, aviva el “fuego gástrico”, ayudando a la digestión y mejorando los sistemas excretor y reproductor.

El cambio de posición de las piernas y el tronco proporciona descanso al corazón y mejoran las funciones de la inteligencia, el orgullo, el entusiasmo y la consecución de objetivos.

Algunas asanas invertidas de yoga

  • Adho Mukha Svanasana o perro boca abajo: Conocida como la posición del descanso, ayuda a la relajación.

  • Halasana o postura del arado: Sus beneficios se concentran en la región cervical.

  • Sarvangasana o postura de la vela: Otorga el rejuvenecimiento del cuerpo en general.

  • Viparita Karani: Favorece el flujo de sangre y la presión arterial.

  • Karnapidasana o la presión del oído: Favorece los problemas de oído y la columna vertebral.

  • Adho mukha vrksasana o árbol cabeza abajo: Fortalece los brazos y hombros y promueve la circulación sanguínea.

  • Postura del delfín: Promueve la relajación y el control del estrés.

  • Urdhva padmasana: Su efecto actúa directamente sobre las glándulas tiroides.

  • Pindasana: Sus beneficios actúan sobre el bazo y el hígado.

  • Sirsasana: Sirsasana es conocida como la reina de todas las asanas, aporta equilibrio físico y mental.

  • Pincha mayurasana: Una postura avanzada, que tranquiliza el sistema nervioso y sirve para desafiar el equilibrio.

Conclusión

Al practicar las posturas invertidas de yoga, recuerda que los beneficios están ahí para ti, y que no es tan relevante la etapa o el “nivel de dificultad” en que te encuentres.

Al conseguir el control y el dominio de alguna de las posturas invertidas, independientemente del ”nivel de dificultad”, la perspectiva de tu práctica de yoga cambia de forma radical. Es como si consiguieras escalar el monte más alto del planeta, y tú te encuentras en la cima, dominando el mundo, las vistas desde esa cima son increíblemente bellas, tú respiración es tu aliada para sentir una mayor recompensa, siguiendo los pasos adecuados, son seguras, teniendo en cuenta todas las medidas de alineación. Incluso si al realizarlas usas elementos de ayudas (tacos, cintas, mantas etc…) son altamente gratificantes.

Por lo general, comenzando, tres o cuatro minutos en posición invertida son suficientes para comenzar a gozar de todos estos efectos beneficiosos.

Bibliografía

"El origen de los asanas". I. Hernández y P. López. Ed. Fundación Yoga

"El Yoga y la salud". Mira Mehta. Ed. Tutor

"Yoga. Sabiduría y práctica". B.K.S. Iyengar. Ed. Blume

"Anatomía del Hatha Yoga". David Coulter. Ed. Obelisco

www.relajemos.com/posturas-invertidas-de-yoga-las-reinas-de-las-asanas

#ENERGÍAS #hathayoga #asanasinvertidas #sirsasana

24 vistas

Síguenos

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle

​© 2020 by Akasha Espacio Abierto