• Susana

YOGA Y MUJER


El Yoga no diferencia o excluye a nadie por razón de género, color o clase. Las mujeres tienen todos los derechos y oportunidades para practicar en busca de la realización del alma. Y se les reconoce su derecho a practicar los cuatro caminos del karma, jñana, bhakti y hatha con la finalidad de experimentar el establecimiento de su alma. Tanto hombres como mujeres experimentan las mismas fluctuaciones en lo que se refiere a pensamientos, reflexiones, enfermedades, penas y obstáculos. Sólo se diferencian sus enfoques debido a su disposición natural inherente. Aunque los dos están dotados de intelecto y emociones, el intelecto del hombre crece verticalmente, lleno de orgullo y ego. En cambio, la inteligencia de la mujer crece horizontalmente, con compasión y solidaridad. Mientras que las mujeres están dotadas de sentimientos instintivos e intuitivos, los hombres operan con una mente analítica. Mientras que las mujeres poseen inteligencia emocional y cualidades devocionales, los hombres se caracterizan por la deliberación intelectual. Los hombres menosprecian sus sentimientos y emociones e intentan resolver los estados emocionales mediante el intelecto, que a menudo está basado en el orgullo del “yo” (“yo” sé, “yo” decido) en lugar de fundamentarse en la razón y la lógica de una mente objetiva. Sin embargo, las mujeres utilizan instintivamente su inteligencia emocional para resolver las turbaciones emocionales.

El yoga ayuda tanto a hombres como mujeres a desarrollar el intelecto en la cabeza y la inteligencia en el corazón para lograr una vida equilibrada manteniendo la armonía, el equilibrio y la concordia, no sólo en el hogar, sino también en la comunidad y en la sociedad.

#yoga #mujer #Iyengar #diadelamujer

16 vistas

Síguenos

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle

​© 2020 by Akasha Espacio Abierto